miércoles, 1 de junio de 2011

ANECOOP, BOUQUET Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA GARANTIZADA


La senadora de Sanidad de Hamburgo admitió ayer que los pepinos españoles no han sido los culpables de la crisis desatada en toda Europa desde el pasado jueves 26 de mayo, conocida como “crisis del pepino”, que ha supuesto un daño enorme a la producción agrícola tanto en pérdidas económicas como en imagen.


Nuestro propósito es dar a conocer los rigurosos procesos y controles que, desde Anecoop, llevamos a cabo para garantizar la seguridad del producto que se lleva a los mercados.


Estos días se ha hablado mucho de la Trazabilidad. No es el primer eslabón en la cadena de procesos que se llevan a cabo para controlar la calidad de un producto (control de las parcelas donde se va a cultivar un producto, tratamientos a los que se ha sometido al producto, tiempo y condiciones de almacenamiento, clientes a los que se ha distribuido, etc), pero sí es una herramienta clave para identificarlos.


¿Qué entendemos por Trazabilidad?


La trazabilidad se define como ”la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con probabilidad de serlo” * Hay que tener claro que la trazabilidad es de obligado cumplimiento.


Nuestra trazabilidad se basa en un sistema sencillo de etiquetas y códigos de barras vinculado en todo momento “in situ” a un software informático que enlaza todos los datos mediante lecturas de los códigos de barras con pistolas de radiofrecuencia.


En cada movimiento que se le hace al producto se realiza la lectura del código de barras, lo que permite establecer la localización exacta en espacio y tiempo de cada uno de los palets que hay en el almacén (llamamos palet a una cantidad de cajas de producto determinada, de un mismo lote, ubicadas sobre una plataforma de madera). Y por supuesto, además de los datos de localización física del producto, a través de la trazabilidad se conoce en todo momento el proceso completo, desde que se planta la semilla hasta que se recogen los frutos.


En este sentido, a finales de los noventa, Anecoop creó uno de los primeros sistemas en España que supervisan la calidad en todo el proceso: naturane, del que mañana os hablaremos.


*Decreto 100/2010 de 18 de de junio de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunitat Valenciana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada